Decorar con Recortes de Papel

Martes, 23 Septiembre   

Con el termino “découpage” se entiende la técnica de decoración de las superficies de objetos de variadas naturalezas, formas y dimensiones (muebles, vasos, paneles, cajas…) con imágenes recortadas en papel, pegadas y tratadas con diversas capas de barniz transparente, más o menos brillantes.

La etimología de la palabra deriva del francés “découper” que significa “cortar”. La costumbre de coleccionar recortes de láminas, con el fin de pegarlos sobre objetos como revestimiento y de embellecerlos con una decoración original, se difundió durante el s. XIX hasta los comienzos del s.XX ( recordemos en Inglaterra la moda de los “print rooms” las llamadas “habitaciones de las láminas” donde todas las paredes estaban decoradas pegando directamente sobre la pared recortes de láminas o marcos de papel) y vuelve hoy a estar de moda como hobby apasionante, a veces también como profesión en los laboratorios de “cosas bellas”, que requiere buen gusto, paciencia, tiempo y precisión.

El découpage tiene orígenes muy antiguos
Al periodo medieval se refieren las primeras noticias referidas a la costumbre de usar papel de acuarela para revestir las paredes.

En el s.XVI se registran las primeras llegadas, del lejano Oriente, destinadas a las casas de comerciantes y nobles europeos, de muebles y objetos de muy pequeña dimensión, revestidos con recortes de papel y lacados.

En el s.XVIII encontramos numerosos testimonios de trabajos lacados o decorados con “silhouettes” de papel, generalmente de figuras femeninas.

El momento de máximo esplendor del découpage se sitúa en pleno s. XIX, cuando se hace habitual la fabricación de muebles y objetos en madera pintada, decorados con recortes de papel o acabados con numerosas manos de goma laca que protegen, abrillantan y rematan superficies.